La Tablilla del Río Záncara con agua

Puente del Herraero en el Río Záncara

Aún podemos ver el Canal del Guadiana, a su paso por la carretera de Alcázar de San Juan a Manzanares, a tope de agua, aunque bien es verdad que no hay tanta como hace un par de semanas, pero para el que no lo haya visto sigue siendo digno de ver.

Si queréis disfrutar viendo agua, os aconsejo que vayáis al “Puente del Herraero ” situado en el Camino de Guerra, que sale desde la misma rotonda de la Autovía de los viñedos, paralelo a la carretera en dirección Manzanares. Desde ahí, y sin cruzar el puente, tomando el primer camino a la derecha paralelo al río, podreís llegar hasta una granja, donde se puede contemplar la Laguna del Cerro Mesao, que también está a tope de agua, y que se une a la Tablilla del Río Záncara. Paraje que ha sido adecuado como un lugar  para la observación de aves y que merece la pena visitar.

Tablilla del Río Záncara

Aquí os dejo un video casero realizado el pasado 31 de enero:

El Guadiana inunda una parte de la carretera Alcázar – Manzanares

Río Guadiana desbordado por carretera antigua

Una vez más en este blog hablamos del Río Guadiana o en su defecto el Canal del Guadiana, y es que las Lagunas de Ruidera siguen cogiendo un montón de agua, lo que provoca que el pantano de Peñarroya siga desembalsando mucha agua. Por ello, el Canal del Guadiana sigue con un gran caudal.

Puente de la antigua carretera roto

Esta situación ha provocado que en la confluencia del río Guadiana con el río Záncara, que está a unos 200 metros de la carretera de Alcázar a Manzanares, el río Guadiana se ha desbordado de tal forma, que aquello parece una auténtica laguna. Es tal la cantidad de agua que lleva, que hace una semana, las autoridades tuvieron que mandar cortar la antigua carretera por el puente viejo, tal como aparece en la fotografía.

Río Guadiana visto desde la carretera

Pero, como sigue llegando mucha agua, está anegando todo el campo que hay entre los dos ríos, llegando incluso a llenar el Guadiana el propio cauce del Río Zancara, y éste a su vez también se ha desbordado (a pesar de no traer agua desde su cabecera). Aunque la situación más peligrosa, es que se está creando tal balsa de agua, que ha llegado hasta la propia carretera, invadiendo unos 10 metros, aproximadamente, de un carril. Por ello, se ha cortado al tráfico dicho carril.

El pasado lunes 18 el nivel de agua seguía creciendo, llegando el agua a brincar la carretera por completo, siendo emocionante el paso por ese punto (km 9,2 de la CM-3107, como se puede ver en la información de carreteras en www.dgt.es ), pero desde ayer el nivel de agua ha decrecido un poco, aunque sigue inundado el carril.

Aunque lleva varios días sin llover todo depende del agua que desembalse el Pantano de Peñarroya, con lo que esta balsa de agua tardará tiempo en evaporarse.

Así era la situación de los ríos el  sábado 16 de enero:

El Canal del Guadiana a tope de agua

Como pudistés observar  en las fotos del embalse de Peñarroya publicado en el post Lagunas de Ruidera, está a más del 100%, esto provoca que se desembalse una cantidad de agua considerable, por la parte superior. Esta situación se puede prolongar durante mucho tiempo, ya que la parte superior de las lagunas de Ruidera sigue recibiendo un volumen grande de agua, y esto sin contar con la última nevada.

Esta situación está provocando que el Canal del Guadiana, cauce natural que llevaría el río Guadiana si no estuviese la presa, vaya prácticamente hasta arriba de agua. Este canal muere en el río Záncara a escasos metros de la carretera que une Alcázar con Manzanares.

Tras la última nevada caída, y ya van tres en este invierno, en la tarde del 10 de enero, ha dejado esta curiosa estampa en el Canal del Guadiana a su paso por Alameda de Cervera.

Canal del Guadiana nevado en Alameda de Cervera

Canal del Guadiana en Alameda de Cervera (6 de enero)

 

Canal del Guadiana en Alameda de Cervera

Canal del Guadiana en Alameda (6 de enero)