El río Azuer sigue desbordado tras las últimas lluvias

Parecía que el Río Azuer volvía a su antiguo cauce, pero ha vuelto a llover con intensidad sobre mojado, y esto ha provocado que de nuevo crezca de forma alarmante el cauce del río, provocando de nuevo inundaciones en los términos de Membrilla, Manzanares y Daimiel.

Debido a que la tierra está saturada de agua, el río ha vuelto anegar hectáreas y hectáreas, volviendo a cortar de nuevo la carretera que une Membrilla con la A4, y lo que es aún peor, inundando muchos bajos de las urbanizaciones de Manzanares cercanas al río.

Este vídeo, está tomado el día 24 de febrero de 2010:

Anuncios

Membrilla sigue en alerta por el desbordamiento del río Azuer

Desde el 24 de diciembre la localidad de Membrilla vive pendiente del Río Azuer, que sigue anegando hectáreas y hectáreas de terreno de cultivo.

Puertas del recinto del Santuario de la Virgen del Espino

Tras las primeras ríadas fue tal la fuerza del agua, que llegó a abrir las  portadas situadas en el recinto de la Virgen del Espino, y que normalmente, las suelen abrir “entre dos personas”, ya que que tienen un peso considerable. La crecida del agua hizo, que rápidamente anegara la carretera de Membrilla a la A4, con lo que tuvo que ser cortada al tráfico durante varios días. Y llegó a ser tal la crecida, que las autoridades tuvieron que verse obligadas a romper dos muros del recinto del santuario, ya que actuaban como dique provocando una subida superior del agua.

Tras haber vuelto a una relativa tranquilidad a finales de la semana pasada, con la nieve caída entre los días 8 y 10 de enero, junto con las fuertes lluvias registradas el martes, ha vuelto a provocar un nueva crecida del agua, volviendo a anegar la carretera, aunque a día de hoy, vuelve a ser transitable.

Situación del Azuer por Membrilla tras la nevada del 10 de enero

Aunque la situación puede persistir todavía un tiempo indeterminado, ya que el pantano de Vallehermoso sigue soltando una gran cantidad de agua, debido al volumen importante de agua que le llega a su cabecera.

Río Azuer por Membrilla el 14 de enero

Balsa de agua en Daimiel de 70 hectáreas por el desbordamiento del río Azuer

En distintos informativos digitales nos hemos encontrado con esta noticia, aunque no muestran ninguna fotografía:

El desbordamiento del río Azuer ha generado una balsa que se estima de un área de unas 70 hectáreas y tres metros de profundidad en el término municipal de Daimiel (Ciudad Real).

Según informó el Ayuntamiento en un comunicado, el río Azuer se encuentra desbordado tres kilómetros antes de llegar a Daimiel desde la actual vía de servicio, antigua carretera nacional hacia Manzanares, en su margen derecho.

Desde el lunes, unas 70 hectáreas, aproximadamente, se encontraban encharcadas con una profundidad estimada de tres metros.

 Se trata de una zona en depresión, por debajo del nivel del cauce, debido a la retirada de tierra por la construcción de la autovía A-43, que genera una improvisada cascada desde la carretera.

 Además, el Ayuntamiento informó que se ha originado una segunda laguna con una extensión aproximada de cinco hectáreas, a continuación de la citada anteriormente, a unos 500 metros de la primera en sentido río abajo.

Publicado en: www.europapress.es

El río Azuer se desborda a su paso por Manzanares y Membrilla






La espectacular crecida experimentada por el río Azuer en las jornadas de Nochebuena y Navidad mantuvo en alerta al vecindario de las zonas de vega y de la conocida como “Isla Verde” en Manzanares. Las lluvias casi ininterrumpidas de los últimos días obligaron aguas arriba a abrir los aliviaderos del embalse de Vallehermoso. La crecida del Azuer provocó desbordamientos en Membrilla y Manzanares.

A lo largo del día 24 fue aumentando el cauce del Azuer a su paso por Manzanares, lo que mantuvo en alerta a fuerzas y cuerpos de seguridad y Protección Civil. Ante la mayor crecida que se esperaba para la Nochebuena debido al desembalse del pantano de Vallehermoso, efectivos de la Guardia Civil pidieron al vecindario de las zonas de vega cercanas al río que retirasen los vehículos y estuvieran en alerta.

El caudal del río a su paso por Manzanares alcanzó sus niveles máximos durante la mañana del viernes, día de Navidad. Su desbordamiento provocó enorme expectación y centenares de personas, a pesar del frío, se acercaron a los puentes del bulevar de la Avenida de Castilla-La Mancha, Calicanto, Puente de los Pobres y Cinco Puentes a contemplar un “espectáculo” tan inusual, ya que hay que remontarse catorce años atrás para recordar una crecida parecida.

Precisamente, la carretera de la Avenida de Castilla-La Mancha hizo de dique e impidió que las aguas desbordadas anegaran zonas de viviendas como la urbanización “Vega del Azuer” o Las Quinterías, donde Protección Civil tuvo que achicar aguas de alguna cochera subterránea debido a las filtraciones.

El Azuer cobró espectacular anchura desde el Puente de la Reina, donde se divide su cauce, hasta el citado bulevar. Entre la madre vieja y el canal todo quedó prácticamente inundado. Anegó desde el camino de Membrilla hasta cerca del camino de las Cuevas del Cerro del Moro. Aunque el caudal comenzó a bajar a primera hora de la tarde del 25, la fuerza del agua y la lluvia que volvió a caer hicieron que también se anegara toda la zona urbanizada tras “Hacienda Real”.

El Azuer siguió, por un lado, hacia los Cinco Puentes, donde se desbordó hasta la puerta trasera de FERCAM, y por otro, por la canalización que hay bajo los Paseos Príncipe de Asturias, apareciendo cerca de El Polvorín y el Molino Viejo, para seguir su camino hacia Daimiel.

Fuentes consultadas explicaron que durante la tarde se dejaría de desembalsar agua de Vallehermoso, por lo que se esperaba que el nivel del agua no aumentara. No obstante, la lluvia y las previsiones hacen que se mantenga la cautela.

Publicado en http://manzanarestv.blogspot.com/