Membrilla sigue en alerta por el desbordamiento del río Azuer

Desde el 24 de diciembre la localidad de Membrilla vive pendiente del Río Azuer, que sigue anegando hectáreas y hectáreas de terreno de cultivo.

Puertas del recinto del Santuario de la Virgen del Espino

Tras las primeras ríadas fue tal la fuerza del agua, que llegó a abrir las  portadas situadas en el recinto de la Virgen del Espino, y que normalmente, las suelen abrir “entre dos personas”, ya que que tienen un peso considerable. La crecida del agua hizo, que rápidamente anegara la carretera de Membrilla a la A4, con lo que tuvo que ser cortada al tráfico durante varios días. Y llegó a ser tal la crecida, que las autoridades tuvieron que verse obligadas a romper dos muros del recinto del santuario, ya que actuaban como dique provocando una subida superior del agua.

Tras haber vuelto a una relativa tranquilidad a finales de la semana pasada, con la nieve caída entre los días 8 y 10 de enero, junto con las fuertes lluvias registradas el martes, ha vuelto a provocar un nueva crecida del agua, volviendo a anegar la carretera, aunque a día de hoy, vuelve a ser transitable.

Situación del Azuer por Membrilla tras la nevada del 10 de enero

Aunque la situación puede persistir todavía un tiempo indeterminado, ya que el pantano de Vallehermoso sigue soltando una gran cantidad de agua, debido al volumen importante de agua que le llega a su cabecera.

Río Azuer por Membrilla el 14 de enero

Anuncios